MUSICOTERAPIA PARA BEBÉS

 

La Musicoterapia es el empleo de la música y de los elementos musicales, con el objetivo de facilitar y promover la comunicación, el aprendizaje, la expresión y el movimiento, entre otros. En el caso de los niños tan pequeños, es una forma de descubrir el mundo a través de sonidos, canciones y ritmos, y de crecer y desarrollarse tanto interior como exteriormente.

 

Objetivos:

 

-   Fomentar el vínculo entre madres, padres e hijos, utilizando la música como medio principal.

-   Mejorar el desarrollo de capacidades, tales como: la sensorial, la psicomotriz, la perceptiva, la intelectual, la creativa, la imaginativa y la expresiva.

-   Descubrir el mundo a través de sonidos, ritmos, canciones y la manipulación de diversos objetos.

-   Asociar melodías a diferentes momentos, para establecer así unos hábitos y rutinas.

-   Fomentar el gusto y disfrute de la música

-   Favorecer la relajación. 

 

Sesiones:

 

Las sesiones serán de entre 30’ y 45’, con ejercicios cortos, variados y que atraigan la atención del niño.

Se incluirán partes activas, en las que el niño participe en la actividad, y partes pasivas, en las que el niño simplemente se relaje, escuche y sienta las melodías.

 

Las sesiones se pueden estructurar de la siguiente manera:

 

-  Saludo: Cantaremos siempre una misma canción, y así, además, crearemos la primera rutina en el aula.

-  Trabajo específico: por ejemplo, realizaremos pequeños bailes, cuentos musicales y motores, masajes, tocaremos instrumentos…

-  Audiciones: por ejemplo, de sonidos de la naturaleza o de nuestro entorno, ayudándonos de imágenes para que los relacionen; o simplemente escuchando melodías.

-  Relajación: los niños tumbados y escuchando una melodía que les relaje y les pueda conducir al sueño. Mientras las madres pueden estar estimulándoles con masajes, caricias…

-  Despedida: terminaremos la sesión cantando una misma canción.

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© El secreto de Pitagoras